Líderes del Tercer Milenio

Los millonarios del mundo han alcanzado grandes fortunas con sus negocios, su visión, dedicación, persistencia, arduo trabajo, entusiasmo y sobre todo, por su liderazgo. Miguel Ángel Cornejo nos da una idea de cómo deben, o tal vez podría decir, cómo debemos ser los Líderes del Tercer Milenio. 

Características del Nuevo Líder.

Necesitamos líderes que vivan intensamente La verdad como valor nuclear de todas sus palabras y acciones, que sin traicionar ni manipular sepan comunicarnos las realidades, que sin ser fatalistas nos muestren los caminos a seguir. Con la fe de que se puede lograr, y a través de su más cotidiana expresión nos influyan con un optimismo tal que nos anime a continuar a pesar de las adversidades.

Soñadores que puedan imaginar el mundo por construir y que nos transmitan su visión para colaborar activamente en su realización.

Que sean admiradores y protectores de la belleza, que apreciando la grandeza de la creación nos motiven a preservarla, desde la excelsitud de una flor hasta la infinitud de un niño. Líderes que respetando profundamente las religiones y creencias sean capaces de unirnos en torno de una misma mesa para compartir en paz, sin odios ni rencores, por encima de pasados lastimosos, el mismo pan y el mismo vino.

Líderes que nos enseñen a amar, a ejercer el infinito poder de la bondad humana, que sin importar raza o nacionalidad nos muestren el camino de dar sin esperar. Ahora es tiempo de gigantes, de seres superiores que desafiando a los escépticos, racionalistas y realistas nos enfrenten a las verdades universales. Cuando un ser humano es asesinado se extingue una esperanza para la humanidad, ¿quién pudo llegar a ser? Quedará para siempre sin respuesta.

Que el abandono de nuestros niños nos duela como una llaga profunda y reconozcamos que solamente a través de la ternura y la atención podemos rescatar las estrellas de nuestro porvenir.

Requerimos líderes que nos hagan conscientes que en el vacío existencial que vive nuestra juventud se germina el mundo de la droga y el crimen; líderes que nos impulsen a llenar de ideales a nuestros jóvenes, que promuevan la solidaridad de darnos la mano unos a otros, que nos convenzan que el futuro pertenece a aquellos que conscientes de su brevedad existencial y comprometidos con su misión histórica, nos hagan evolucionar para beneficio de las futuras generaciones.

Líderes que hagan de los valores universales sus auténticos galardones. Que la humildad, la generosidad, el optimismo, el compromiso, el respeto a la vida, la verdad y la belleza las sus insignias que los identifiquen como la nueva generación de líderes del tercer milenio que reclama el mundo y necesita Dios.


Miguel Angel Cornejo



loading...