Aprenda a postergar las autorecompensas

Todo billonario no ha llegado a serlo por casualidad, ha llegado por esfuerzo y dedicación y especialmente por disciplina. Saben qué es postergar las auto recompensas.

Es bien conocido que a muchas personas en todo el mundo les cuesta generar suficiente dinero para al menos cubrir sus necesidades básicas.

La falta de diferentes fuentes de ingreso, quizás oportunidades de negocios, falta de capacitación y otros factores contribuyen a esto. Sin embargo, cuando se posee dinero en el momento, por ejemplo al final de la semana, mes o quincena en que generalmente se recibe el pago por el trabajo realizado, la falta de disciplina y de un plan detallado de ahorro impiden que las personas acumulen dinero, que lo ahorren para cubrir necesidades imprevistas y solo piensan en gastarlo impulsivamente.

No hay disciplina para postponer las compras o "recompensas" que cada uno cree merecerse. Solo se piensa en el ahora pero muchas veces no se piensa en como serán las cosas en un futuro corto. En estos tiempos de negocios vía internet y de globalización, todo mundo es "atacado" por los medios, radio, prensa, televisión con avisos sugestivos que invitan a gastar el dinero que tan arduamente se ha ganado. 

Veamos en detalle este articulo escrito por el Dr. Camilo Cruz, experto en el manejo de inversiones, dinero, negocios, marketing, ventas , motivación y recursos humanos:

Debemos evitar gratificarnos inmediatamente, sin tener en cuenta nuestra situación financiera, o nuestras metas a largo plazo. Por desgracia, somos parte de una sociedad de consumo cuyo slogan es: Si de verdad deseas comprarlo, ¿por qué esperar?.

Por esta razón, necesitamos cuidarnos de no caer en la trampa evitando sucumbir ante presiones externas o emociones esporádicas que nos llevan a realizar gastos innecesarios.
Ingresa a la Universidad de la Libertad Financiera online donde aprenderás cómo Generar continuamente múltiples fuentes de Ingresos adicionales. Clic aquí y descarga gratis 4 video cursos!  Ingresa ahora mismo!
Muchas personas piensan que si ganaran lo doble, todos sus problemas financieros se resolverían. Sin embargo, lo cierto es que si no sabemos cómo administrar cien dólares, menos sabremos cómo administrar mil. Si piensas que tu problema es que no ganas suficiente dinero, ello significaría que toda persona que gana un poco más que tú, no debería tener ningún problema financiero.

Sin embargo, quienes ganan cientos de miles de dólares al año, también pueden tener dificultades financieras. Muchos de ellos se encuentran tan mal a este nivel, como aquellos que sólo ganan doscientos dólares a la semana. La única diferencia es que están quebrados a un nivel más alto. Debemos aprender de los grandes triunfadores, quienes han creado el hábito de gratificarse sólo tras haber alcanzado alguna de sus metas.

Deja a un lado la vieja costumbre de premiarte sólo por premiarte; de gratificarte sin haber hecho nada para merecerlo. Cambiar esta costumbre exige mucha disciplina, ya que es parte de nuestra naturaleza humana el querer gratificarnos de manera inmediata y constante. Es curioso cómo muchas personas se sienten merecedoras de espectaculares vacaciones, sin haber hecho absolutamente nada para merecerlas.

Adquieren grandes deudas para poder tener un estilo de vida que ni siquiera logran disfrutar. Se mantienen siempre al borde de la bancarrota, simplemente para poder vestir de la manera como otros dicen que deben vestir y para mantener así, cierto status entre sus amigos.

Si crees ser víctima del status, déjame compartir contigo una definición de la palabra status que alguna vez oí:

Status: Es comprar cosas que no necesitamos, con dinero que no tenemos, para impresionar a la gente de la que no gustamos.

¿Cómo se puede combatir este mal hábito? Ken Hendon, razonaba de la siguiente manera:

Cuando estés pensando en adquirir algo fuera de lo ordinario, algo que no sueles comprar todos los días, no lo hagas inmediatamente, inclusive si lo crees muy necesario. Escríbelo en un pedazo de papel, pégalo en la puerta del refrigerador o en cualquier otro sitio visible y déjalo ahí por lo menos una semana. Si al final de esa semana aún deseas comprarlo con la misma urgencia que antes, hazlo sólo si puedes pagarlo en efectivo.

Fuente:liderazgoymercadeo.com



JOSÉ PARDO
loading...